CERÁMICA E INDUSTRIA

    En este apartado vas a poder encontrar dos productos de Teruel, el primero de ellos procede de la industria cárnica y es el JAMÓN DE TERUEL que en 1984 consiguió la denominación de origen, y por otro lado LA CERÁMICA, un oficio ancestral que se ha conservado a través de los siglos y que es otro de los símbolos del patrimonio turolense.

JAMÓN DE TERUEL

    La provincia de Teruel viene recogiendo desde hace siglos una bien merecida fama por los productos derivados del cerdo que en ella se elaboran. Su clima continental extremo, frío y seco, resulta ideal para el proceso de curación natural del jamón.

La denominación de origen "Jamón de Teruel" ha sido incluida entre los alimentos protegidos por la Unión Europea por estar elaborados en zonas geográficas concretas y bajo unas condiciones estrictas.

 

CARACTERÍSTICAS

   El auténtico jamón de Teruel con Denominación de origen se caracteriza por tener forma alargada manteniendo la corteza y pata. Su peso mínimo como pieza entera debe llegar a los siete kilos, y su tiempo mínimo de curación es de al menos de doce meses.

   La marca más característica es la estrella múdejar de ocho puntas grabada al fuego junto a la palabra Teruel en la parte posterior del jamón.

LA CERÁMICA

 El origen de la cerámica se remonta al momento en que el hombre se da cuenta de que la arcilla húmeda puede ser moldeada a su voluntad y de que mediante una muy elemental cocida, se endurece y puede utilizarse para contener líquidos, solucionándole sus necesidades de la vida diaria.

  

  FASES

- Obtención del barro mediante la mezcla de la arcilla con el agua.

- "Levantar" el barro para darle la forma de la pieza que se desea hacer.

- Dejarlas " orear" en un lugar sin sol directo.

- Cocerlas en hornos especiales.

VOLVER